Posted on

El euskera en cada familia: un paso aún pendiente

Hoy en día, el euskera es una de las dos lenguas oficiales del País Vasco y de Navarra en España. Esto es un avance enorme, en comparación con la situación legal que antecedía, y que había perdurado por siglos, tras numerosos intentos de censura del euskera.

Sin embargo, a pesar de la oficialidad, hoy en día el euskera es solo hablado por el 33.9% de la población del País Vasco y el 12.9% de la población de Navarra. Gran parte de esto se debe a que en casa, se habla castellano.

A nivel familiar, hablar euskera es complicado. Muchos abuelos lo aprendieron en casa, pero jamás supieron escribirlo, porque su escuela, fue completamente en castellano. En el caso de los padres, es posible que sea aún peor: las generaciones formadas a mitad del siglo XX solían desechar al euskera por la propia situación política de Euskadi.

Sin embargo, no fue hasta el retorno de la democracia que el euskera volvió a las aulas, y entonces, muchos jóvenes recuperaron la lengua, pero sus padres, no tanto.

Ejercicios y esfuerzos

Si hay familias conscientes de la importancia de hablar y expresarse en euskera, además de mantener la lengua viva permanentemente, entonces pueden desarrollarse diferentes ejercicios para ello.

Generalmente, los más jóvenes mantienen un buen nivel de euskera debido a la escolarización en este idioma, por lo que podrían intentar aproximarse a sus padres en ese idioma, y descubrir nuevas maneras de decir las cosas.

El esfuerzo de cada familia es representativo del esfuerzo de toda la sociedad vasca, que no ha dejado desaparecer a una lengua que ya supera los más de dos milenios de historia.

Iniciativas públicas

Desde los diferentes niveles de gobierno (autonómico, provincial y municipal), es posible hacer todo tipo de iniciativas para incentivar la presencia del euskera a nivel familiar.

Para eso, la radio y la televisión en euskera ocupan una parte trascendental, pues diferentes generaciones pueden compartir distintas programaciones, e intercambiar sus impresiones también en euskera.

Además, el gobierno vasco ofrece diferentes cursos de euskera, que pueden ser muy útiles para las generaciones que no aprendieron a hablarlo del todo bien, a las que le falta fluidez, confianza o que incluso, no saben escribirlo. Entonces, el euskera abre un mundo de posibilidades, y hablarlo en casa es una de las mejores opciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *